miércoles, 10 de enero de 2018

Caminata al Quejigo del Amo o del Carbón. Sierra Sur de Jaén

Una plácida mañana de principios de otoño, José Luis , senderista y practicante de caminata nórdica, quiso enseñarnos en uno de los parajes más vistosos de la Sierra Sur de Jaén un arbol centenario, el Quejigo del amo o del carbón. 

A pocos kilómetros de Valdepeñas de Jaén y del Pantano de Quiebrajano, a 1300 metros de altura sobre el nivel del mar se encuentra este ejemplar de Quercus faginea con una edad estimada de entre 500 y 1000 años, podría dar sombra con su copa a 200 personas. Su tronco tiene un perimetro de 12 metros.



Se dice que su dueño repetía constantemente su propiedad y por esto la gente lo llamaba "del amo".


Salimos en coche desde Jaén por el Barrio de la Alcantarilla hacia el Puente de la Sierra para dirigirnos al pantano de Quiebrajano. Desde allí por una estrecha carretera con bastantes baches llegamos a una zona donde aparcamos. 
Estábamos a 1025 m. s.n.m. y ascenderíamos por una ancha pista de tierra hasta el Quejigo, 300 metros más arriba y unos 5 kilómetros de distancia.



Desde donde partimos hay esta magnifica vista de la presa y pantano que, debido a la escasez de lluvias, no está ni a la mitad de su capacidad. Al fondo, el sur de Jaén y el Cerro de Santa Catalina con su imponente Castillo en la cima.

Al oeste, la Sierra de la Pandera a 1800 metros de altura es el punto mas alto de la Sierra Sur de Jaén. En su cumbre hay una estación militar, (repetidor de telefonía militar). En la siguiente foto se puede observar una de sus antenas.


Comenzamos nuestra caminata ascendiendo por el sendero, disfrutando de las magníficas vistas que la sierra nos ofrecía, al este, la Cruz de la Chimba y Métamelos, algo más al sur el Puerto de Pitillos.


El camino está salpicado de un abrupto paisaje típico mediterráneo con bosques de encinas, alcornoques, quejigos y pinos. 
Quejigos centenarios pero de entre todos ellos destaca el del Amo o del Carbón.


Bosques de pinos carrasco. Importante agente contra las erosiones, de ahi su uso en reforestaciones.


José Luis, disfrutando del deporte que más le gusta, la caminata nórdica. 


"Cuentan los vecinos de la zona que el amo solía descansar y refrescarse bajo su sombra por ello se le conocía como Quejigo del Amo. Las repetidas podas realizadas en él, tenían la finalidad de producir gran cantidad de leña, para después transformarla en carbón, de ahí el otro nombre por el que se le conoce, Quejigo del Carbón".


Fue declarado monumento natural por la Junta de Andalucía en el año 2001. Hasta entonces estaba protegigo como árbol singular.


Detalle de su tronco. Tiene un perimetro de 12 metros y sus ramas tienen esa peculiar forma por las continuas podas  realizadas.


Localización de la ruta en un mapa de Jaén y cercanías.















Pulsa "play" para ver el video


¿Qué te ha parecido el post?       Deja tu comentario...

sábado, 23 de julio de 2016

Caminata al mirador del Espíritu Santo de Vera

                                   

Aprovechando nuestra visita a Vera, nos dispusimos a visitar el Mirador del Espíritu Santo. Emplazamiento de la antigua ciudad hispano-musulmana llamada Bayra, fundada por los árabes y reconquistada por los Reyes Católicos en 1.488, hasta que un gran terremoto la destruyó el 9 de noviembre del año 1.518. En su cumbre, auténtico mirador con unas impresionantes panorámicas de la costa y del interior del valle, se encuentra la imagen del Sagrado Corazón de Jesús desde 1949.

                                 

Por esta moderna puerta de estilo árabe se accede al recinto. Una ruta corta de apenas 750 metros de ida pero intensa ya que para recorrerla debemos subir nada menos que 324 escalones

El total recorrido son 1,5 kms. con un desnivel de 50 metros partiendo sobre 90 metros s.n.m.


Ermita del Espíritu Santo junto al aljibe para el abastecimiento de agua a la población y la guarnición militar.


Cada tramo tiene su propio nombre señalado en una placa. Esta corresponde a  
la "Plaza de la Ermita"


 El camino va rodeando el cerro del Espiritu Santo. 

                           

El cerro está coronado por una imágen blanca de Jesús.


 Vistas hacia el oeste. Valle del Río Antas. Al fondo Sierra Cabrera.


En la ladera norte. Los efectos de la erosión.


Al este, la ciudad de Vera. En el centro de la imagen se ve claramente la Iglesia fortaleza de Nuestra Señora de la Encarnación construida en el siglo XVI.


Una corta pero intensa ruta en una calurosa mañana de julio.



Vera (Almería) 23 de julio de 2016

miércoles, 20 de julio de 2016

Caminata por la Vía Verde de Lucainena de las Torres

A pesar del calor de julio, aprovechamos nuestra estancia por la zona para recorrer esta bonita Vía Verde. Muy cerca del pueblo de Tabernas, por la antigua nacional 340 en dirección a Sorbas, nos encontramos a la derecha un desvío a Lucainena de las Torres. 




En la entrada del pueblo, a la derecha, un cartel nos indica un amplio aparcamiento, en la otra parte de la carretera a pocos metros nos encontramos la reformada estación del ferrocarril minero de Lucainena.

Esta línea férrea que comenzaba en dicha estación estuvo operativa desde 1896 hasta 1942 y a través de ella se transportaba el mineral de hierro, que se extraía de Sierra Alhamilla, hasta Agua Amarga y desde su embarcadero a los Altos Hornos de Vizcaya, en Bilbao.

En Lucainena de las Torres, además de la estación, se construyeron los talleres, almacenes, una central eléctrica a vapor, la casa-dirección y los depósitos de mineral.

La vía, que tenía una longitud total de 39 km, contaba además con tres estaciones de cruce y repostaje: Pealejos, Camarillas y Palmerosa.





Hoy se han habilitado los primeros cinco kilómetros como Vía Verde.












El reloj de la Estación


Lola recorrió caminando los 10 kilómetros de ida y vuelta de la Vía Verde en una hora y cuarenta y cuatro minutos bajo un sol riguroso de julio. Yo en bici recorrí los cinco kilómetros de la ida casi sin pedalear, la vuelta fue otra cosa debido a la pendiente media del 2,8 %.
Toda la Vía está perfectamente señalizada.




En el kilómetro 2,3, hice una pequeña parada en el área de descanso de La Cerradilla para retroceder y ver cómo iba ella, me preocupaba bastante el calor. La verdad que fue un verdadero paseo acompañados en todo momento por los cantos de las cigarras.



Tras nuestro recorrido, un paseo por el pueblo, unos refrescos y unas tapas en el "Rincón Minero". Finalizamos con una visita a los antiguos Hornos de Calcinación.



Vista de Lucainena de las Torres desde el mirador.



La Iglesia de Nta. Sra. de Montesión data del año 1.505



Hornos de Calcinación, a un kilómetro del pueblo.


domingo, 6 de marzo de 2016

Caminata entre Alfarnatejo y Alfarnate

Un grupo de amigos, aficionados a la fotografía, decidimos aprovechar el lunes posterior al día de Andalucía para hacer una bonita caminata entre Alfarnatejo y Alfarnate.


A las diez de la mañana, con un aire bastante frío, salimos de la plaza que es a la veparada de autobuses, al final de la Calle Real. Por la Calle Callejones salimos del pueblo hacia la carretera MA 4102 que es la que une los municipios de Alfarnate y Alfarnatejo con Periana.


Tras recorrer unos trescientos metros salimos de la carretera para tomar el sendero que cruza el El Morrón de Malinfierno (el espolón rocoso noroccidental de la Sierra de Enmedio) se sitúa entre Alfarnate y Alfarnatejo impidiendo que se vean entre ellos.



El Río Sabar (o Arroyo del Palancar) describe aquí un meandro rodeando la sierra y deja a su derecha las ruinas de un antiguo molino aceitunero que, por lo que parece, vertía el alpechín al cauce en el llamado Charco del Aceite. 



La proximidad de la antigua cantera reconvertida en escombrera ensombrece el paisaje. Al otro lado del Cerro de la Venta, sobre el que se asentaba el molino, está la famosa Venta de Alfarnate. El cerrito tiene una densa vegetación en su ladera norte, lo cual se observa cuando el camino lleva al senderista a pié de río de nuevo. El sendero circula paralelo al cauce, pasa por una zona de descanso habilitada con bancos y se desvía a la derecha de pronto para evitar la carretera por una zona de bancales antiguos, con el pavimento empedrado y muritos de piedra seca delimitándolo.

La entrada a Alfarnate se realiza por la Calle Pozo Rincón y buscando la proximidad del Río, desemboca en la Plaza del Puente.

En Alfarnate recorrimos sus calles, hicimos una obligada parada en la Panaderia Confiteria Maravilla para compra los famosos "Roscos Carrero", un dulce con forma de "volcán" está hecho de harina, azúcar, huevo, manteca de cerdo, anís seco y clavo.

Salimos por la carretera de Loja para recorrer parte del sendero de las Pilas y entrar de nuevo en el pueblo para hacer la ruta a la inversa hacia Alfarnatejo.


Calles con casas blancas y serranas en Alfarnate. El nombre del pueblo parece provenir del árabe Al-farnat que significa molino de harina. Es el pueblo mas alto de la provincia de Málaga a 925 metros sobre el nivel del mar.

Tras la Guerra de la Independencia y el desarrollo del s.XIX, su término, como el de Alfarnatejo, va a ser paso hacia la costa y refugio de bandoleros en sus carrocerías, mientras que eran perseguidos por la Guardia Civil, apodada como lo “migueletes”.


En la montaña predomina el matorral mediterráneo, el encinar, el chaparral y quejigos. Existen algunos bosques repoblados de pinos en las montañas y en el entorno del pueblo. Se da gran variedad de setas en el otoño e invierno. 



Tras casi once kilómetros de caminata, degustamos una magnifica comida de los "Montes" en el Restaurante Los Pirineos de Alfarnatejo.